sobre jumber y sus márgenes

Ganas de otoño

otoñoQué ganas de otoño, después de un verano sin excesivos rigores que nunca estuvo a la altura de su leyenda, y que ahora pretende resarcirse en un último intento con sus escasas y ancianas fuerzas. Qué ganas de recibir sus primeras luces tamizadas, las hojas al arrebol sobre las copas de los árboles, los primeros vientos fríos del oeste que levantan las faldas de mi ciudad en todo su esplendor, después de la claridad apabullante, plana y absurda del verano.

Decía Cortázar -y lo puso por escrito-, que el otoño es un poner y quitarse pulóveres, y nosotros guardaremos pronto cola para matricularnos de todo lo factible con un primigenio entusiasmo de hombres libres, estrenaremos abrigos, películas y amores -otra vez-, nos sorprenderá la noche en la calle sobre nuestras cabezas, de vuelta de nuestras rutinas y nuestras cuevas, se abrirá camino la estación fugaz, discretamemente, sin empellones.

De otras infancias, de otras calles, de vecinas latitudes, otra muestrá mas de lo que quería decir y no me salía:

Siempre me ha gustado más el invierno que el verano en Estambul. Me gustan las noches que llegan temprano, los árboles sin hojas temblando al viento del nordeste, contemplar a la gente volviendo a casa a toda velocidad por los callejones con sus abrigos y chaquetas oscuras en los días que unen el otoño al invierno. Los muros de los viejos edificios de pisos y de las mansiones de madera derruidas alcanzan, gracias a la falta de cuidados y de pintura, un color específico de Estambul y despiertan en mí una amargura y una apetencia por la observación que me agradan mucho. El blanco y negro de la gente que regresa a casa las tardes de invierno después de que caiga la oscuridad prematura despierta en mí la sensación de que pertenezco a esta ciudad, de que comparto algo con ellos. Siento como si la oscuridad de la noche fuera a cubrir la pobreza de la vida, las calles y los objetos, y que, mientras respiramos tranquilos por fin en casa, en nuestros cuartos, en nuestras camas, nos entregaremos a sueños y fantasías hechos de las antiguas riquezas, las construcciones desaparecidas y las leyendas de ese Estambul ahora tan lejos.

Orhan Pamuk
Estambul. Ciudad y recuerdos.
Traducción de Rafael Carpintero.
Mondadori

 

(Otros créditos: fotografía de Darko TT)

Anuncios

Comentarios en: "Ganas de otoño" (2)

  1. Me encanta tu apreciación sobre el otoño. También yo lo siento así, aunque por estos lugares la naturaleza no lo refleje de forma tan hermosa. Por eso, cuando puedo, escapo a un pequeño pueblo de la sierra donde se criaron mis padres. Allí se puede respirar la vida. El tiempo trancurre como siempre debería haberlo hecho, pausado, otorgando su momento a cada suceso.

    Despues de un periodo de locura y lujuria, como se transcribe la estación estival, llega una época en la que el recogimiento de las frías calles provoca además la introspección que nos lleva a ser nosotros mismos y abriendo la razón a un nuevo comienzo en el trabajo, la facultad o el amor.

    Me ha agradado mucho tu blog. Si te apetece, pásate por el mio y me cuentas qué te parece. Hace poco que lo he creado, así que hay poco material, pero lo suficiente para dar una idea de cómo siento.

    Un saludo.

  2. Muchas gracias, Silvia. Es agradable comprobar cómo mantienen su vigencia ciertos apuntes un año después. Claro que es lo que tienen las estaciones, con sus incorruptibles leyes.
    Me he pasado por tu sitio. Espero que no desfallezcas en el camino que acabas de comenzar, porque pienso tenerlo vigilado desde ahora. Tienes veinte años, tienes un blog y tienes una sensibilidad fuera de lo común. No parecen malas cartas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: