sobre jumber y sus márgenes

Dos pájaros de un tiro

Dos pájaros de un tiroCon el retraso característico de este cuaderno, os comento que el jueves pasado estuve en el Palacio de los Deportes viendo el ansiadísimo concierto de Serrat y Sabina, y que estuvo, en resumen, a la altura de mis expectativas, y más.

Un concierto de dos horas y media en el que los dos dan lo mejor de sí. Cantan, recitan, monologan, dialogan, polemizan, posan y reposan, ríen y sonríen, pasean, retratan al respetable, bailan algún agarrado y tocan la guitarra, el bombo y los platillos. Acompañados por lo mejor de cada casa -nos faltaba Olga Román, ay, sobresalientes De Diego y Miralles– y con su repertorio más contrastado y popular, adaptado para seducir a la afición del colega, pasamos una noche como pocas, admirados, entregados y felices. Momentos hubo incluso en los que creí tener algo parecido a una erección. Puntuales y fugaces los momentos, eso sí. Erecciones en el alma, eso sí. Y es que, como dice mi amigo Blanco, las últimas erecciones de éstas las tuvimos en pesetas, todavía recordamos lo que nos costó.

Fué realmente una ocasión única para disfrutar del uno cantando las canciones del otro, y es que, salvo tres o cuatro temas que no recuerdo y que debí apuntar, el resto del concierto viene armado con canciones del uno interpretadas por el otro, o a la par, las más de las veces.

El público, como os podréis figurar, compuesto por representantes de todas las generaciones sentimentalmente educadas en el regazo de las letras y las muecas de estos dos artistas. Yo, que sin desmerecer a JMS, soy de Sabina por encima de todas las cosas, y que acudí al concierto con la típica aprensión de sus adeptos en estos últimos tiempos, le vi en un momento de forma inmejorable. Contrariando los prejuicios, salí con la percepción de que canta Sabina mejor las canciones de Serrat que Serrat las de Sabina -léase esto último con la misma precaución, cariño y humildad con que se ha escrito-.

Por poner algún pero, que siempre los hay si se rebusca, que la realización de las imágenes mostradas a través de las pantallas quedó bastante tacaña en lo que a primeros planos se refieren, para perjuicio de los que estábamos tan arriba y tan lejos del cielo.

En definitiva, que animo a todos los que aún tengáis oportunidad de comprar una entrada para los pocos conciertos restantes en los que todavía no se han agotado (según la página oficial de la gira, Lleida (hoy), Pamplona, Bilbao, Gandía, Barcelona, Zaragoza, Monterrey, Durango (mex.), Guadalajara (mex.), México D.F., Puebla, Bogotá, Caracas, Quito, Lima, Santiago de Chile, Viña del Mar, Rosario, Montevideo, Córdoba (arg.), Mendoza y Buenos Aires.

Para los demás, siempre nos quedará Youtube. De la multitud de videos alojados, me he quedado con éste del día que estuve yo:

Technorati tags:
,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: