sobre jumber y sus márgenes

Meneados

Hace unos días leía una entrada muy interesante acerca de cómo Menéame está cambiando los usos del periodismo actual. Menéame es un popular sitio de promoción social de noticias, ideado por Ricardo Galli, donde las noticias son promovidas, votadas y comentadas por los usuarios, siendo las más valoradas las que ascienden a la portada del sitio -más info en la wikipedia-.

El caso es que el martes un usuario llamado Calopez tuvo la brillante idea de buscar en la página de segundamano pisos en venta en el macroresidencial recién construido por Paco el Pocero en Seseña, y publicar los resultados: 107 pisos en venta.

A mí personalmente no me parece una cifra tan desorbitada, para un total de trece mil y pico viviendas, incluso considerando que aún no se han entregado. Pero ése no es el tema. La cosa fue que la noticia generó tanto interés que a las pocas horas no sólo había merecido la portada de Menéame sino también la atención de la redacción de El Economista y del suplemento Su Vivienda de El Mundo.

A partir de este hecho, el autor del blog Briconomía inició una ya digo interesante reflexión sobre cómo las redes sociales están cambiando el papel de los medios como tradicionales mediadores de la noticia y cediendo a los usuarios el protagonismo y la gestión de la información. Como no tengo otra cosa que aportar al debate, os remito a la fuente original.

 

Esta tarde, con el empeño que tiene siempre la realidad de las cosas en venir a ensuciar las más preclaras teorías, me dí de bruces con estas dos noticias meneadas en mi lector de feeds rss (otro día tenemos que hablar de los feeds):

Demandan a dos hermanas que se casaron sin saber que lo eran. Pero espera, espera, que explicada la noticia todavía da más de sí. Leemos: “Un fiscal de Murcia ha denunciado ante el Juzgado de Familia Número Uno de Murcia un matrimonio entre una mujer y un transexual porque eran hermanas biológicas. Al parecer, las dos hermanas fueron separadas de niñas y una de ellas dada en adopción. Años después la casualidad quiso que se encontraran, habiendo una de ellas cambiado de sexo. Sin saber que eran hermanas se casaron, hasta que un funcionario del Registro Civil de Murcia, cuando fue a inscribirlas como matrimonio, descubrió que eran hijas de la misma madre biológica”. El sueño de cualquier guionista de Gran Hermano, vamos.

Una niña de diez años y un niño de trece, padres de un bebé en Bélgica. El caso, dice la fuente, podría considerarse como el embarazo no deseado más precoz del mundo. A mí me gusta sobre todo la acotación “embarazo no deseado”. Al parecer, la precocidad abundaría mucho más entre los embarazos deseados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: