sobre jumber y sus márgenes

En su última columna en ADN.es, Juan Freire da cuenta de un proyecto desarrollado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) para la fabricación de un coche eléctrico ligero destinado a solucionar los problemas de tráfico en las grandes ciudades. Hablamos de un vehículo eléctrico de fabricación masiva y barata, con dos peculiaridades muy interesantes.

Por un lado, sería apilable para su aparcamiento, mediante un ingenioso sistema. Tal y como se puede ver en este gráfico animado, se podrían aparcar hasta cuatro vehículos en el espacio que ocupa una berlina de tamaño medio, y la proporción aumentaría bastante más al no tener que guardar espacio libre entre el aparcamiento de un coche y el siguiente.

Pero eso no es todo. El proyecto, financiado por General Motors, está pensado para el alquiler y uso compartido de la flota de vehículos, mediante un sistema de pago por tarjeta de crédito, prepago o similar. Al estilo de sistemas de alquiler de bicicletas para desplazamientos urbanos puntuales como el Bicing de Barcelona, el Velib de París, Sevici en Sevilla, GijónBici y otros.

Este verano estuvimos en Barcelona y comprobamos que la idea del Bicing había sido tal pelotazo que el sistema estuvo a punto de morir de éxito. Por todas partes veías gente circulando en estas bicicletas, y en algunos momentos del día resultaba realmente complicado encontrar bicicletas libres y en condiciones de uso en alguno de las estaciones destinadas al efecto. De hecho, las quejas más notorias que tuvo que enfrentar el Ayuntamiento de Barcelona vinieron por parte de las empresas de alquiler turístico de bicicletas, que veían como un sistema pensado exclusivamente como alternativa o refuerzo al transporte público se popularizó notablemente entre los turistas en la ciudad, que no veíamos color alguno entre este sistema y los tradicionales servicios de dichas empresas.

También en Barcelona funciona ya desde hace muchos meses años el servicio de carsharing, un alquiler inmediato de vehículos mediante el que tú llegas a alguno de los aparcamientos establecidos, abiertos las 24 horas, y puedes disponer de manera inmediata de un vehículo mediante un sistema automático de tarjetas. La entrega es igual de rápida, y pagas por los kilómetros realizados. Naturalmente, como alternativa al vehículo privado sólo es planteable para aquellos que vivan realmente cerca de uno de estos puntos de entrega, que lógicamente no son muchos.

Por tanto, la alternativa de los coches eléctricos apilables se situaría a medio camino entre ambas propuestas. El proyecto contempla el desarrollo de redes eléctricas basadas en energía solar.

El mayor inconveniente que le veo yo a la idea es que, a diferencia del carsharing, no dispone control alguno sobre los desperfectos o el uso animal que pueda hacer el viajero del vehículo. Si esto ya supone un problema en sistemas como el bicing, donde los desperfectos son constantes, imaginemos lo que puede suceder con vehículos a motor, por muy ligeros y de sencilla fabricación que sean.

Para más info, ver:

Actualización (16/XI/07): El ayuntamiento de Madrid viaja a Barcelona para estudiar cómo implantar el ‘bicing’ en la capital
Technorati tags:
, bicing, , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: