sobre jumber y sus márgenes

Que te calles, Karmele

ReydebastosLo mejor que uno puede hacer en estos casos, antes de decir nada,es contar hasta cien, hasta mil, hasta 72 horas.

El primer impulso que tuve una vez que me tomé el tiempo de ver las imágenes media docena de veces -es decir, un momento después de verlas por primera vez- fue el de escribir una entrada de tono más o menos irónico. Comentar por ejemplo la suerte que tiene el Rey de contar con la grandeza intrínseca de todas las cosas que se escriben con mayúscula, esa majestad de estirpe transmitida que le concede infabilidad y clarividencia para improvisar y atajar el protocolo cuando la ocasión así lo requiere. De otro modo, cualquiera podría haberle tomado por un patán de palillo en el diente y manotazo en la barra, con un follonero irreflexivo y temerario, con el invitado borracho de Crónicas Marcianas

y la Bachelet dudando entre elevar su voz por encima del batiburrillo en coro o dar paso sin mayor contemplación a media docena de bailarinas en bolas que nos saquen del atolladero.

Pero el paso de las horas y los días nos ha devuelto, como siempre, el peso exacto de las cosas. Y ahora que parece que la polémica se agota, recocida en su propia nimiedad -al menos hasta ayer, desde donde escribo estas líneas, más tarde veremos a Chávez avivando a petrolazos los rescoldos, a beneficio de su propio inventario-, ahora que las imágenes ya han dado la vuelta al mundo y regresan fatigadas, conmocionadas por un extraño déjà vu, ahora, digo, ahora, entonces, es momento de recapitular algunas de las reacciones más curiosas de la red en estos días.

La gente de Cogiendo Caracoles han organizado el Primer Concurso de chistes gráficos y audiovisuales del Rey dando voces.

A estas alturas, ya tenemos disponibles camisetas, politonos, y hasta un reygettón al hilo de tan destacado motivo.

Y en sordina y suspendido en el ambiente, el eco de las palabras, no de las celebérrimas cinco que dejaron su cerco indeleble de orín fuera del tiesto, sino de esas otras anteriores, el monosílabo atropellado y reiterado, tú, tú, tú, el rostro embotado, el índice enhiesto, el cuerpo surgido de la nada como el tronco de un teleñeco. Tú, tú, tú, el hombre que llevaba el Estado sintetizado en las venas, en su simiente, en su carga genética. La respuesta de Estado que reclamaba la defensa de los intereses de la patria que la naturaleza y el destino pusieron en sus manos y en las de sus hijos de sus hijos: tu padre, el tuyo, que es más capullo y más cirullo.

Anuncios

Comentarios en: "Que te calles, Karmele" (1)

  1. Oi Carlos,Sou Diretor de Marketing da Locaweb, acabo de ler o seu post, e tenho a concordar em patres com o seu texto. Realmente a Locaweb cresceu, mas estamos trabalhando muito para manter a qualidade dos servie7os e do atendimento que sempre foram os principais diferenciais da empresa.Ressalto que je1 estamos criando novas ferramentas para evitar que ocorra a desativae7e3o autome1tica de um site ou um blog de um cliente que trabalha com a Locaweb ha mais de 10 anos e outras diversas regras, isso faz parte de um trabalho de CRM que esta em andamento e espero que com isso diversos problemas como esse sejam sanados. Pee7o desculpas pela desativae7e3o e pode ter certeza, que ne3o viramos um mini monopf3lio e continuamos como sempre preocupados em satisfazer nossos clientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: