sobre jumber y sus márgenes

En las últimas semanas, tres de las cuatro personas que leen habitualmente mi blog han coincidido en afirmaciones similares a esta: tu blog está bien, pero no entiendo mucha de la mierda que tienes a la derecha.

A explicar toda esa mierda de la derecha (verás luego la cantidad de gente que acabará en este rincón por guglear cosas como ‘mierda de la derecha’), a explicar, digo, algunos de los apartados más confusos de mi barra lateral es a lo que voy a dedicar esta entrada y puede que alguna otra de las próximas.

Hoy empezaremos con la sindicación RSS.

¿Qué carajos son los archivos RSS?

Cuando navegamos por la blogocosa con el desafuero y la pasión que nos caracterizan, nos encontramos a menudo con iconos como estos:

Estos iconos indican y contienen archivos RSS, agazapados en la procelosa umbría de su hipervínculo.
Un archivo RSS -o «Feed RSS» -o «XML»- es un archivo generado por algunos sitios web (entre ellos la mayoría de los blogs) que contiene una versión específica de la información publicada en esa web. Este archivo está diseñado para ofrecer el contenido publicado sin necesidad de consultar la página a través de un navegador, y se actualiza con cada modificación, por lo que resulta muy práctico para el seguimiento de sitios con constantes modificaciones, como es el caso de los blogs.

Mediante el software apropiado -los llamados lectores o agregadores de feeds- vamos a poder mantenernos al tanto de las actualizaciones de un sitio web, sin tener que entrar en él, simplemente a través de la información contenida en el archivo.

¿Agregador de cualo?

Un agregador de feeds es lo más parecido que hay a un programa de correo electrónico. La diferencia está en que en lugar de mostrar y gestionar el contenido de un buzón de correo, los lectores de feeds consultan periódicamente las direcciones de los feeds para obtener la última versión disponible de su archivo RSS. Así, como nuestra aplicación de correo, nos va a almacenar y organizar las entradas de nuestros
blogs favoritos a medida que se publiquen, y resaltará aquellas que tengamos pendientes de leer. Nos permite, por ejemplo, emplear el tiempo que nos dura el primer café en echar una lectura rápida de las últimas entradas publicadas que antes nos hubiera llevado media mañana, yendo de sitio en sitio, de página en página.

Mola. ¿Cómo se utiliza un agregador? ¿Cómo me suscribo a los feeds de mis sitios favoritos?

Primer paso: elegir un agregador. Como en el caso de los lectores de correo electrónico, tendremos aplicacaciones online -para consultar a través de la web- y aplicaciónes de escritorio -un programa alojado en tu equipo-. Esto, como todo, va en gustos. Yo, como uso varias máquinas alternativamente, prefiero las aplicaciones online, de la misma forma que prefiero Gmail a programas de correo como Outlook o Thunderbird. Los agregadores o lectores de feeds más populares son:

Agregadores online:

Agregadores de escritorio:

Como contaba antes, debajo de cada icono RSS se esconde la dirección URL donde se aloja el feed que contiene el archivo RSS del sitio web. No te marees con tanto acrónimo, es sencillo. Si te tomas la molestia de pinchar en el icono RSS de las chofas (ese botonazo naranja que ves bajo el título de ‘Suscríbete’) encotrarás el siguiente vínculo:

http://feeds.feedburner.com/jumber

a la vez que en tu navegador se abre una página básicamente ilegible. Ésa es la dirección que deberás copiar cuando quieras agregar un feed en tu lector.

Por ejemplo, en Google Reader:

Esta es la manera más rudimentaria de agregar un feed a tu lector. Con la práctica descubrirás atajos. Google Reader, por ejemplo, se abre automáticamente cuando pinchas sobre el icono de un feed. Si usas Firefox, basta con abrir el menú contextual (pinchar el boton derecho, dícese) para que te permita copiar la ruta del feed para pegarla en tu agregador. Firefox también detecta los archivos RSS de una página e incluyen directamente en ese caso el icono indicativo en la barra de direcciones, y creo que sucede lo mismo con las últimas versiones de la mayoría del resto de navegadores. En mi equipo, por ejemplo, me aparece el icono en azul a la izquierda de la barra de direcciones:


y pinchando sobre él el navegador me ofrecerá la posibilidad de suscribirme a ese feed usando alguno de los lectores online más populares:

Y así podríamos seguir, si la entrada no me estuviera quedando ya demasiado larga.

Si has llegado hasta aquí, agradezco tu paciencia, y te invito en compensación a disfrutar del video de Commoncraft RSS in plain english (subtitulado gracias al impagable trabajo de la gente de dotSub, donde por fín podras enterarte de manera sencilla de qué va todo esto de los RSS :

Próximamente en esta sala: “Descubriendo la barra lateral (II): Jumber en la red”

Anuncios

Comentarios en: "Descubriendo la barra lateral (I): Los RSS" (3)

  1. Gracias por publicar este artículo.

    Ahora sé que talvez muchos de los lectores de mi blog no tienen idea de qué es ese ícono naranja que aparece abajo de la cabecera jaja

    Saludos.

  2. Muchas gracias, jumber.

    Me ha parecido un árticulo bastante útil y me ha resuelto muchas dudas que tenía.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: