sobre jumber y sus márgenes

La ciudad eterna

Desde Roma -sorry, no enyes, no tildes- donde hemos venido a pasar el fin de semana con mi cunyada Gemma y con mis suegros, unos breves apuntes horas de ver el gran partido en la boca del lobo:

  • Este anyo se llevan aqui en Roma los escotes pronunciados, son tendencia. O serà que me voy haciendo mayor y antes no me fijaba tanto en estos detalles. Larga vida en todo caso a los dioses de la moda que lo propician.
  • Habia estado anteriormente en Roma, cosa de 16 anyos atràs. O sea que va a ser màs por la segunda que por la primera. Aquella vez me fui con la impresiòn de que la ciudad era bastante equivalente a la mia, sòlo que con màs piedras. El viernes pasado, en el trayecto desde el aeropuerto a la estaciòn Termini, me di cuenta de lo que hemos prosperado en estos quince anyos.
  • Siguen yendo como locos. Apuntate al cruce de paso de cebra de alto riesgo, desestresa bastante.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: