sobre jumber y sus márgenes

Spotifando a todo trapo

logo-spotifyDespués de un par de semanas oyendo hablar del asunto, y tras una más que amable invitación de @sorprendida, hoy he sacado tiempo para probar Spotify.

¿De qué hablamos?

Spotify es un nuevo servicio de música en la red que ha irrumpido generando un increíble alboroto en la blogocosa, entre los entusiastas que se han deshecho en sus alabanzas y los más reticentes (¿realistas? ¿aguafiestas?), que no encuentran grandes diferencias con otras populares herramientas como last.fm, deezer, pandora o goear.

Básicamente, hablamos de un servicio de música bajo demanda, generado a partir de un sistema de streaming con tecnología p2p y respaldado por acuerdos con EMI, Warner Music, Sony BMG y otros tres sellos discográficos de importancia.

Requiere la descarga e instalación de su aplicación, bastante ligera en términos de tamaño y consumo, por otra parte. Permíte la búsqueda de tu música favorita, reproducirla inmediatamente, o guardarla y crear listas -con la salvedad de que lo que guardas es el enlace al tema-. No es posible, por tanto, su uso offline.

El servicio se ofrece en versión gratuita y con anuncios -escasísismos, al menos hasta la fecha, yo no me he topado con ninguno en el rato largo que vengo probándolo- y en versión premium de pago. Hay una versión de prueba por un día, a 1 €.

Ventajas

Por todo lo dicho, sí podríamos decir que no se distingue fundamentalmente de otros competidores que ya venían ofreciendo estos servicios -aunque no todos a la vez, o no en todos los casos-. Para mí, lo más novedoso y singular que presenta Spotify es, por un lado, la extensión del catálogo disponible y la rapidez en la búsqueda, que permiten una experiencia de usuario bastante cercana al uso de cualquier biblioteca de medios de escritorio (itunes, WM, etc…); y la posibilidad de generar y compartir enlaces a tus temas guardados y a tus playlist.

El siguiente vídeo explica el funcionamiento de los enlaces de forma sencilla.

Inconvenientes

  • Restricciones al repertorio. Destacábamos la amplitud del repertorio, y en verdad que mejora todo lo que yo conocía hasta hoy. Hasta hoy. El blog oficial de Spotify ha anunciado hoy las restricciones que pondrá en marcha a partir de la próxima semana debido, fundamentalmente, a los acuerdos establecidos con las discográficas afiliadas y reclamaciones de algunos artistas. Veremos a ver en qué queda.
  • Por el momento, sólo está disponible para Windows y MacOS X. Existen vías para su funcionamiento en Linux, usando wine.
  • No es compatible con el iPod/iPhone y otros reproductores.
  • No está disponible en todos los países (España es uno de los afortunados), aunque hay forma de que funcione en cualquier región geográfica.

Conclusiones y en fin, Pilarín.

El tiempo, el implacable, lo va a decir. Pero yo apuesto por que en los próximos meses se irá reduciendo el repertorio accesible, al menos en su versión gratuita. Mejorarán las prestaciones de la versión de pago, una vez amortizado el alboroto inicial y fidelizada parte de la parroquia. Y si se consolida el modelo -con ayuda del desarrollo de una comunidad de usuarios y con la aparición de extensiones que ayuden a su popularización, ya van apareciendo las primeras-, podremos empezar a hablar con seriedad y sin sonrojo de verdadera alternativa a los modelos de distribución tradicionales.

Claro que tampoco me apuesto mucho. Que siempre andamos con los mismos fervores, para acabar en agua de borrajas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: